Silla de oficina

Silla de oficina: ergonomía y diseño

Hoy en día, elegir una silla de oficina puede parecer algo simple. Pero nada más lejos de la realidad, son muchas las consideraciones que se deben tomar a la hora de elegir la silla ideal.

A la hora de crear nuestra oficina, solemos fijarnos sobre todo en el escritorio. Algo muy esencial en un despacho. Después, solemos contar con los complementos y decoración. Por último, y si nuestro presupuesto lo deja y el tiempo lo permite, nos centramos en la silla de oficina.

Esto, es un error muy común, ya que elegir la silla correcta, no solo afecta a la decoración y salud, sino también al rendimiento en nuestro trabajo. El estar cómodos  y relajados, hará que la sensación de cansancio sea mucho menor.

Por ello, son muchas las preguntas que debemos hacernos a la hora de elegirlas. ¿Qué tiempo estaremos en ellas? ¿Qué diseño queremos? ¿Cuál suele ser nuestra postura a la hora de sentarnos?, son algunas de las que debemos respondernos.

Consideraciones a tomar

Una de las primeras decisiones que debemos tomar, es el uso que se le va a dar.

Si será la silla de oficina de uso diario, se debe elegir una silla cómoda y totalmente regulable.

Silla de oficina dirección
Silla de oficina dirección

 

Hoy en día, hay infinidad de mecanismos disponibles para las sillas de oficina. Por ello, debemos elegir una que sea perfectamente regulable tanto en altura, como de respaldo y a poder ser en el cuello.

Sin olvidar que lo ideal de una silla de oficina es que sea giratoria y con ruedas. Así evitara movimientos innecesarios a la hora de tener que girarse para coger algo.

Otro de los puntos importantes es su ergonomía.

La silla debe tener un diseño ergonómico que se adapte a nuestro cuerpo, no nosotros a ella.

Esto evitará que nos produzcan dolores de espalda y cuello al pasar tanto tiempo sentado.

Por último, el estilo.

Silla de oficina diseño
Silla de oficina diseño

 

Aquí, depende del gusto y del resto de la decoración del despacho.

La modernización en cuanto a los diseños ha llegado también a los lugares de trabajo. Es por ello que los diseñadores, están creando cada vez más una silla de oficina con diferentes diseños. Elegantes, clásicos, juveniles, y un largo etcétera donde elegir.

Otras sillas

Cuando hablamos de una silla de oficina, no debemos olvidarnos que no solo nos referimos a nuestra silla de trabajo.

En este sentido, si somos profesionales que recibimos visitas, debemos elegir también sillas para nuestros clientes.

A este tipo de sillas se le llaman, sillas de confidente.

Silla de oficina confidente
Silla de oficina confidente

 

Al igual que las sillas comentadas anteriormente, existen infinitos estilos, diseños y calidades para este tipo de sillas.

En homeoffice, somos expertos en crear oficinas desde el principio a fin. Te mostramos un gran catálogo de sillas de oficina que podrá ver aquí.

Share

La comodidad en el trabajo

Seamos sinceros, todo el  mundo quiere trabajar de forma cómoda, o lo más cómodamente posible dentro de sus posibilidades. Nadie quiere una mesa que no esté a su altura, una silla que resulte ser la peor enemiga de su espalda y cajones y estanterías a los que acceder sea una gymkana.

Desde homeoffice, siempre hemos sido muy pesados con la idea de que para trabajar bien hay que estar cómodos y sobre todo tener el mobiliario adecuado a la actividad que se va a realizar y más importante todavía al uso que se le vaya a dar al mobiliario y a tus costumbres a la hora de trabajar.

Tanto es así que no será, ni tiene porque serlo, el mismo mobiliario cómodo o útil para todo el mundo, aunque os dediquéis a la misma actividad, seguro que la forma de trabajar es distinta o tenéis diferentes hábitos y por ello, debéis adaptar vuestra oficina a vosotros, que sois la parte más importante de la ecuación, y recordad que los muebles, la decoración, etc, todo puede cambiarse, pero vosotros sois únicos e insustituibles.

homeoffice.es
Incluir una estantería anexa a la mesa de trabajo es la mejor opción para tener organizada la oficina a la vez que tenemos todo lo necesario a mano.

Aspectos a tener en cuenta para estar cómodo en la oficina. 

  • La mesa. Cuando hablamos de estar cómodos mientras trabajamos, lo primero que a muchos se les viene a la cabeza es la silla, el sillón, o todo aquello donde os podáis sentar, y es cierto hay que tenerlo en cuenta para trabajar cómodamente, eso es innegable, pero pocos reparan en que la mesa que donde vamos a trabajar, donde nos vamos a apoyar y sobre donde vamos a pasar horas y horas, también ha de cumplir unos requisitos para que nos resulte confortable. Lo primero que debemos mirar es que la altura de la mesa se ajuste a nosotros. La altura estándar de una mesa de oficina suele rondar los 74 cm de alto, por tanto las sillas que suele haber en el  mercado están pensadas para ajustarse a esas medidas, por lo que toda mesa que supere esa medida será un problema a la hora de encontrarle una silla que nos proporcione la altura para trabajar a la que estemos cómodos.

Otra cosa a tener en cuenta para la comodidad de la mesa es que el hueco en el que trabajemos sea lo suficientemente espacioso como para que nos permita movernos sin dificultad por la superficie de trabajo.

La silla. Hay que tener en cuenta la altura de la silla, tanto para la comodidad postural como para la visual, aunque puede parecer que la mala regulación de la altura sólo repercute en lesiones de espalda o cuello, lo cierto es que la vista también se ve afectada cuando nuestra visión está mal regulada con la pantalla del ordenador. Por tanto al elegir una silla de oficina para trabajar, mirad que sea regulable en altura, regulable en su respaldo (para adaptarla a cada una de tus posiciones), y piensa si vas a necesitar que sea fija (si no vas a necesitar desplazarte por la superficie de trabajo), o con ruedas (si quieres más movilidad sin necesidad de levantarte), o si la prefieres giratoria o estática.

El orden. Puede parecer que el tener o no la oficina ordenada en nada influye a que trabajemos de manera cómoda, pero no es así. Trabajar en un ambiente ordenado, confiere más tranquilidad y por tanto un mejor rendimiento en la tarea.

homeoffice.es

Las estanterías son un elemento clave para mantener los archivos en orden y al alcance. No obstante, cuidado, un error muy frecuente es poner los archivos más pesados en la parte superior, lo que en muchas ocasiones suele terminar en lesiones de espalda al intentar bajar estos. Por esto, un consejo, almacenar las cajas o las carpetas pesadas abajo, así como los documentos que más frecuentemente necesitéis.

Otra opción muy cómoda es tener una pequeña estantería en el lateral de la mesa, de tal manera que podáis guardar los archivos más necesarios cerca del puesto de trabajo sin necesidad de tener que levantaros a por ellos. Para esto existen mesas de oficina con estos elementos de almacenamiento anexos a ellas, por ejemplo en homeoffice.es, tenemos varios conjuntos de mesa y estantería, en los que a además puedes elegir en que lateral de la mesa los ubicas en función de tus necesidades.

Con estos pequeños tips esperamos que trabajar sea un poco menos incómodo y sobretodo que vuestra salud no se resienta después de tantas horas de trabajo sedentario.

Share

Cómo elegir la silla de trabajo

Hace tiempo que no dedicamos ningún post a la importancia de la ergonomía en el trabajo.

Cuando nos sentamos a trabajar la mayoría de las veces lo hacemos en sillas que no son adecuadas o no están adaptadas a nuestras necesidades.

A pesar de que una silla de oficina parezca adecuada para que trabajemos en ella, no sólo porque responda a unas características básicas es la mejor opción para que permanezcamos horas y horas de trabajo sentados en ella.

Poca gente conoce que en la silla en la que se va a trabajar debe ser elegida en función de múltiples aspectos.

A continuación os vamos a marcar algunos de ellos para que podáis elegir la mejor opción de acorde a vuestras necesidades.

  1. Las horas de trabajo: No es lo mismo estar sentado 6 horas, que 8, que 12 o 24. Por tanto la silla no será tampoco la misma. Si vas a estar poco tiempo sentado, no necesitarás muchos extras, con que sea una silla regulable en altura, con respaldo trabajará cómodamente. Por el contrario si vas a pasar mucho tiempo sentado es preferible que elijas una silla mucho más completa. Lo más recomendable siempre es que la silla sea regulable en altura, así como que sea reclinable, para poder adaptar, según el momento de día el respaldo a tu postura. Así mismo las sillas que están pensadas para largas horas de trabajo en ellas, suelen ser de respaldos altos , cubriendo toda la espalda y en ocasiones con muy buen acierto incluyen refuerzo lumbar para prevenir molestias tras horas en la misma posición.
tower gco homeoffice
Si vas a estar poco tiempo sentado con que incorpore un respaldo ergonómico, tendrás una postura cómoda para trabajar . Encuéntrala en Homeoffice.es
  1. El tipo de trabajo: No es lo mismo un trabajo en el que puedes hacer pausas o tienes que levantarte cada cierto tiempo, que el trabajo que permite poca movilidad. Teniendo esto en cuenta habrá también que elegir en  función de estas premisas que tipo de silla es más conveniente para uno y otro puesto. En caso de que puedas o tengas que levantarte de tu puesto cada cierto tiempo durante tu jornada te deja mayor margen de elección, o bien puedes elegir un sillón fijo o uno con ruedas, en esta ocasión es cuestión de gustos y comodidad. En el caso en el que el no tengas oportunidad de dejar el puesto de trabajo, lo mejor es optar por sillas que posibiliten el movimiento sin tener que levantarse de ellas. En este caso la sillas con ruedas te permitirán desplazarte por la mesa de trabajo y aunque       sea a priori desplazamiento limitado, cambiará la postura corporal ofreciendo un alivio, tras horas en la misma posición.
Si vas a pasar muchas horas, deberás decantarte por modelos de sillas regulables en altura y respaldo. Encuentra este modelo en Homeoffice.es
Si vas a pasar muchas horas, deberás decantarte por modelos de sillas regulables en altura y respaldo. Encuentra este modelo en Homeoffice.es

El incorporar brazos o no incorporarlos es también cuestión de gustos, los hay que los                 encuentran muy cómodos en momentos de pausa, sin embargo los hay quienes lo                       consideran un obstáculo.Normalmente los sillones de dirección incorporan reposabrazos.           Los que andan a medio camino entre querer o no querer resposabrazos, siempre                         encuentran la mejor solución en lo modelos que permiten regular la altura de estos.

 

 

Share