Oficina en casa ergonómica

Cómo hacer una oficina en casa ergonómica

Una oficina en casa ergonómica, a priori puede parecer algo normal. Nos creemos, que trabajando desde casa será algo más cómodo. Pero inconscientemente no lo hacemos así.

Antes de todo, debemos explicar que es una oficina en casa ergonómica.

Y no es más que, hacer de tu hogar, un lugar de trabajo adecuado y cómodo donde el trabajar no se convierta en un problema.

Aunque no lo parezca, es algo más común de lo que se piensa.

Muchas veces tenemos la idea en la cabeza de que al trabajar desde casa, evitarás el estrés y los problemas de salud que puede acarrear trabajar desde la oficina.

El problema de salud más común para los que trabajamos en oficina, son las cervicales.

Este problema se debe en mayor medida a la postura que solemos utilizar. Pero sobre todo, al mobiliario de oficina que utilizamos.

He aquí, el principal objetivo de este post. Crear una oficina en casa ergonómica.

La mayoría de las personas que trabajan desde casa, no suelen prestar atención a estos aspectos. Todo lo contrario, ya que utilizan mobiliario que no es adecuado.

Una silla de salón, una mesa de camilla, o para los más rezagados, directamente el sofá.

Esto de no utilizar los muebles adecuados, son los que acarrean los problemas de salud.

Aquí una lista de consejos para crear tu oficina en casa ergonómica
  • Silla de oficina
    • El elemento más importante. Se debe utilizar una silla de oficina que permita el movimiento tanto giratorio como balanceante. Aquella que permita adaptarse a nuestra postura y no nosotros a ella.
Silla de oficina ergonómica
Silla de oficina ergonómica
  • Escritorio
    • Lo ideal, es tener un escritorio a medida para ti. El cual se pueda regular a su altura. Aunque esto es difícil.
    • Pero lo más esencial, es contar con una mesa firme, que no tiemble al apoyarse. Y sobre todo, que cuente con espacio suficiente para no estar acorralado en tu propia mesa.
    • Al tener espacio, podrás colocar la pantalla del ordenador, a una distancia prudente, ni demasiado cerca ni demasiado lejos. Sobre todo, colocarlo a la altura de los ojos para no tener que hacer movimientos raros.
Escritorio de oficina
Escritorio de oficina
  • El descanso
    • Lo mejor que tiene trabajar desde casa, es el poder hacer el descanso. Para ello es bueno hacer un paseo por casa, o bien descansar en el sofá. Esto hará que cambies tus posturas de vez en cuando.

Como puedes ver, hacer una oficina en casa ergonómica no es difícil, solo tenemos que ponernos a ello.

Esto evitará futuros problemas de salud, sobre todo posturales.

En homeoffice, somos profesionales y expertos en mobiliarios adecuados para una oficina. Consúltenos y te ayudaremos.

Share

Ideas para organizar la mesa de trabajo

Hay veces que no basta un ordenador para trabajar, a veces se necesitan incluso dos, y a eso súmale la impresora que si es con escáner ocupa aún más espacio, tambiénel teléfono, y claro con todo esto encima de la mesa, pretenderemos que nos quede espacio libre para leer, escribir y recibir a los clientes.

Sabemos de buena tinta que este problema no es aislado, sino que es el día a días de muchos de vosotros en la oficina. A veces además del ordenador de mesa, tenemos también por delante el portatil, la impresora, el teléfono etc, y claro todo está bien siempre que no necesitemos espacio para escribir a mano, gestionar papaleo e incluso atender a los clientes.

Atender  a los clientes con una pantalla de ordenador de por medio, resulta incómodo a demás de denotar una tremenda desorrganización en la empresa, y por eso Homeoffice.es os plantea varias soluciones para que podaís distribuir todos lo elementos necesarios para el trabajo dentro de vuestra oficina. 

Mesa soléa homeoffice.es
Mesa modelo Soleá de Homeoffice.es

Mesa con ala. 

Si necesitas treabajar con dos ordenadores y además atender a tus clientes, necesitas una mesa con ala. La parte principal de la mesa puedes usarla para atender a los clientes, poner el teléfono, utilizarla como espacio para la escritura a mano y la lectura, etc. La parte del ala puedes reservarla para ubicar las pantallas del ordenador e inlcluso la impresora. De esta manera tendrás todo lo que necesitas en la misma mesa pero aprovechando el espacio de esta al máximo, sin renunciar a la comodidad.

mesa modelo sinfonia homeoffice.es
Mesa modelo Sinfonía de Homeoffice.es

mesa modelo armonía de homeoffice.es
Mesa modelo Armonía de homeoffice.es

Mesa y mueble auxiliar, siempre una buena opción 

Si la mesa con ala no es para ti, por falta de espacio en la habitación o simplemente porque no te gustan este tipo de mesas, lo mejor es que complementes la mesa de oficina con algún otro mueble auxiliar, ya sea cajonera o armario. En la tapa superior de estos podrás poner por ejemplo la impresora. Esto suele dar buen resultado ya que la altura de estas suele ser muy cómoda para el manejo de los aparatos sin necesidad de levantarte de tu silla, además en la mayoría de los casos, este mobiliario puedes ponerlo detrás de tu mesa de oficina, al lado de ella e incluso en ocasiones acloplarla a ella como un bloque.

Estanterías

En caso de que prefieras optar por las estanterías, desde homeoffice.es recomendamos que no utilices las baldas más altas para poner la impresora o el teléfono. Sabemos que a veces creemos que es la mejor opción por estética o simplemente porque la maraña de papeleo no nos ha dejado otro espacio disponible, pero pensad que todo lo que se ponga sobrepasando la línea visual frontal estando de pie, por regla general es de difícil acceso y manipulación, por lo que quizás no sea el mejor lugar para poner una impresora que tengamos que manejar a diario. De igual forma no es recomendable posicionar esta demasiado baja. Como decimos siempre, en el término medio está la virtud.

Mesa modelo tango homeoffcie.es
Mesa modelo tango de Homeoffice.es

Share

¿Cómo decorar tu espacio de trabajo?

Si estás pensando en redecorar  tu oficina o vas a montar tu primer espacio de trabajo hay algunas cosas que deberías tener en cuenta.

Algunos piensan que al decorar un espacio lo único que hay que tener en cuenta son aspectos básicos como el espacio, el presupuesto y tu propio gusto, y su bien todo esto es cierto que hay que tenerlo en cuenta, también hay que tener en cuenta la personalidad que queremos impregnar en ese nuevo espacio, la actividad que vamos a llevar a cabo en ese espacio, las personas que van a estar en él y por supuesto la comodidad y la funcionalidad del mismo.

A menudo podemos ver oficinas que son preciosas pero que son muy incómodas para trabajar o incluso que no reflejan el tipo de actividad que en ellas se desempeña y tal y como hemos referido en anteriores post esto es un gran error de cara a tu profesionalidad y la sensación que ofreces a tus clientes, por tanto recordad esto que os decimos.

¿Cómo decorar tu espacio de trabajo?

Para ello cuidad: 

El uso del espacio: De qué nos sirve abigarrar la habitación con muebles que luego no vamos a usar, de nada, por lo tanto opta por poner los muebles que vayas a usar lo demás sólo resta espacio y seguramente también luminosidad.

homeoffice.es

Se practico: Los muebles que incluyas en tu oficina han de ser cómodos y prácticos, desecha muebles de complicada apertura o de difícil acceso, la función de estos es facilitarte la vida por tanto en los de almacenaje opta por los que aprovechan bien su interior y son amplios para guardar todo lo que necesitas. Elige muebles pequeños y bajos para guardar todo aquello que vayas a necesitar más a menudo y colócalo cerca de ti pero sin obstaculizar el paso o tus movimiento cerca de la mesa de oficina. 

La decoración no debe gustarte sólo a ti, a tus posibles clientes también: Evidentemente tu oficina debe gustarte, sentirte bien hará que trabajes mejor, pero si eres de los que tienes que recibir a clientes, recuerda que la oficina también es para ellos, si se sienten cómodos te los habrás ganado para siempre. Intenta en la medida de lo posible adaptar tu oficina al tipo de oficio que desempeñes en el, transmite la filosofía de tu negocio en la decoración de tu despacho. Por ejemplo si tienes una agencia de publicidad, tus clientes esperaran una oficina colorida muy moderna y creativa, sin embargo si tienes una gestoría tu cliente esperara un despacho más serio con colores neutros y muebles muy funcionales de líneas simples pero elegantes.

Se original: Que cojas como ejemplos espacios ya decorados es muy buena idea para comenzar, para hacerte una idea aproximada de como comenzar, pero no copies exactamente todo. Se más original, puedes mezclar varios estilos, y sobretodo incluye un toque personal, algo que no hayas visto antes pero que creas que puede quedar bien, algún cuadro, una alfombra, una pequeña escultura, en definitiva un toque personal que haga tuya la oficina y que impregne la esencia de la persona que allí trabaja.

off

 

Share

La comodidad en el trabajo

Seamos sinceros, todo el  mundo quiere trabajar de forma cómoda, o lo más cómodamente posible dentro de sus posibilidades. Nadie quiere una mesa que no esté a su altura, una silla que resulte ser la peor enemiga de su espalda y cajones y estanterías a los que acceder sea una gymkana.

Desde homeoffice, siempre hemos sido muy pesados con la idea de que para trabajar bien hay que estar cómodos y sobre todo tener el mobiliario adecuado a la actividad que se va a realizar y más importante todavía al uso que se le vaya a dar al mobiliario y a tus costumbres a la hora de trabajar.

Tanto es así que no será, ni tiene porque serlo, el mismo mobiliario cómodo o útil para todo el mundo, aunque os dediquéis a la misma actividad, seguro que la forma de trabajar es distinta o tenéis diferentes hábitos y por ello, debéis adaptar vuestra oficina a vosotros, que sois la parte más importante de la ecuación, y recordad que los muebles, la decoración, etc, todo puede cambiarse, pero vosotros sois únicos e insustituibles.

homeoffice.es
Incluir una estantería anexa a la mesa de trabajo es la mejor opción para tener organizada la oficina a la vez que tenemos todo lo necesario a mano.

Aspectos a tener en cuenta para estar cómodo en la oficina. 

  • La mesa. Cuando hablamos de estar cómodos mientras trabajamos, lo primero que a muchos se les viene a la cabeza es la silla, el sillón, o todo aquello donde os podáis sentar, y es cierto hay que tenerlo en cuenta para trabajar cómodamente, eso es innegable, pero pocos reparan en que la mesa que donde vamos a trabajar, donde nos vamos a apoyar y sobre donde vamos a pasar horas y horas, también ha de cumplir unos requisitos para que nos resulte confortable. Lo primero que debemos mirar es que la altura de la mesa se ajuste a nosotros. La altura estándar de una mesa de oficina suele rondar los 74 cm de alto, por tanto las sillas que suele haber en el  mercado están pensadas para ajustarse a esas medidas, por lo que toda mesa que supere esa medida será un problema a la hora de encontrarle una silla que nos proporcione la altura para trabajar a la que estemos cómodos.

Otra cosa a tener en cuenta para la comodidad de la mesa es que el hueco en el que trabajemos sea lo suficientemente espacioso como para que nos permita movernos sin dificultad por la superficie de trabajo.

La silla. Hay que tener en cuenta la altura de la silla, tanto para la comodidad postural como para la visual, aunque puede parecer que la mala regulación de la altura sólo repercute en lesiones de espalda o cuello, lo cierto es que la vista también se ve afectada cuando nuestra visión está mal regulada con la pantalla del ordenador. Por tanto al elegir una silla de oficina para trabajar, mirad que sea regulable en altura, regulable en su respaldo (para adaptarla a cada una de tus posiciones), y piensa si vas a necesitar que sea fija (si no vas a necesitar desplazarte por la superficie de trabajo), o con ruedas (si quieres más movilidad sin necesidad de levantarte), o si la prefieres giratoria o estática.

El orden. Puede parecer que el tener o no la oficina ordenada en nada influye a que trabajemos de manera cómoda, pero no es así. Trabajar en un ambiente ordenado, confiere más tranquilidad y por tanto un mejor rendimiento en la tarea.

homeoffice.es

Las estanterías son un elemento clave para mantener los archivos en orden y al alcance. No obstante, cuidado, un error muy frecuente es poner los archivos más pesados en la parte superior, lo que en muchas ocasiones suele terminar en lesiones de espalda al intentar bajar estos. Por esto, un consejo, almacenar las cajas o las carpetas pesadas abajo, así como los documentos que más frecuentemente necesitéis.

Otra opción muy cómoda es tener una pequeña estantería en el lateral de la mesa, de tal manera que podáis guardar los archivos más necesarios cerca del puesto de trabajo sin necesidad de tener que levantaros a por ellos. Para esto existen mesas de oficina con estos elementos de almacenamiento anexos a ellas, por ejemplo en homeoffice.es, tenemos varios conjuntos de mesa y estantería, en los que a además puedes elegir en que lateral de la mesa los ubicas en función de tus necesidades.

Con estos pequeños tips esperamos que trabajar sea un poco menos incómodo y sobretodo que vuestra salud no se resienta después de tantas horas de trabajo sedentario.

Share

Dormir no deber ser un trabajo

Todo el mundo necesita dormir. Es una necesidad innegable para nuestro organismo. Los hay para los que dormir bien es algo normal y placentero, pero hay otros en cambio, a los que dormir no siempre se les presenta fácil ni agradable.

Los trastornos del sueño son cada vez más frecuentes sobre todo en personas con responsabilidades ya sean laborales o familiares.

A menudo las preocupaciones del día a día hacen que conciliar el sueño sea una lucha contra morfeo.

Por mucho que tu cuerpo caiga rendido ante el cansancio, hay ocasiones en las que la mente traidora, va por libre y no te deja conciliar ese sueño reparador que tu organismo necesita para resetearte.

Si eres de los que hacen homeoffice, es decir, de los que trabajan desde casa, no te has impuesto un horario de laboral y aún no delimitas que horas son para trabajar y cuales para descansar, la falta de sueño puede salirte cara.

Sigue leyendo y no te quedes dormido en la mesa de la oficina. 

sin sueño

Síntomas de la falta de sueño: 

  • Problemas para enfocar la mirada y picor de ojos
  • Dificultad para mantener la cabeza alta
  • Bostezos continuos
  • Dificultad para mantener la concentración en la tarea a realizar
  • Dificultad al hablar
  • Lentitud de reacción
  • Irritabilidad

Consecuencias de la falta de sueño:

  • Somnolencia durante el día
  • Irritabilidad
  • Mal estar
  • Dolores de cabeza
  • Vista cansada
  • Aumento de peso

La National Sleep Foundation aconseja para dormir bien 

  • Acostarte y levantarte a la misma hora siempre
  • Realizar alguna tarea que te relaje antes de ir a dormir
  • Evita largas siestas diurnas, pero tampoco des «cabezaditas» cortas más de una vez al día.
  • Práctica algo de deporte.
  • Intenta acondicionar el espacio donde vas a dormir para que sea un lugar relajado y que inspire tranquilidad, alejado de ruidos o luces.
  • Evita el alcohol, el tabaco o la cafeína, sobre todo a a lo largo de la tarde.

Recuerda que el trabajo es importante pero la salud es fundamental.

Share

La organización en la oficina es fundamental.

La organización en la oficina es fundamental.

No sólo para trabajar más cómodamente si no también y más importante, para trabajar seguro.

Si eres de los que crees que por trabajar en casa estás completamente a salvo y que no tienes que prestar atención a como organizas tu espacio de trabajo, te equivocas.

Precisamente es cuando se trabaja en casa cuando se cae en más errores a la hora de planificar el entorno de trabajo.

Descuidamos la organización de los muebles, a veces no tenemos el mobiliario de oficina adecuado, y la mayor parte de los equipos y sus correspondientes cables los hemos instalado nosotros.

Por todo esto te aconsejamos que prestes atención a ciertos peligros que pueden acecharte sin que te des ni cuenta.

Golpes con puertas.

Si eres de los que tienen encima de la mesa de la oficina un armario donde almacenar archivadores, cuidado. Seguramente más de una vez habrás dejado las puertas abiertas  y una de ellas ha terminado hundiendo su esquina en tu cabeza. Te aconsejamos que tengas mejor un armario bajo.

Mesa para oficina en casa con cajón y armario en la parte baja. Práctica y espaciosa.
Mesa de homeoffice con cajón y armario en la parte baja. Práctica y espaciosa.

Golpes con objetos móviles.

Por mucho espacio que tengas en tu lugar de trabajo si dejas todo por medio, al final con el despiste, las prisas o los agobios acabarás tropezando con la papelera, la silla o incluso con el pequeño calefactor si eres de los que necesitan calorcito en los pies para las duras mañanas de invierno.

Cuidado con los cables.

Si tienes el ordenador, la impresora, el teléfono fijo, el router y encima el móvil cargando, ten cuidado con que toda esa maraña de cableado esté en el suelo, es muy fácil tropezar y en la mayoría de los casos además del tropiezo tendrás que recoger todo lo que te has llevado por delante.

Esfuerzos. 

No almacenes lo más pesado en zonas altas. Al bajarlo puedes sufrir lesiones musculares, y por supuesto no intentes bajar nada pesado de una zona alta subido a ningún elemento inestable o con ruedas.

Cajones abiertos. 

No dejes cajones abiertos, pueden causar desde golpes hasta caídas.

Te aconsejamos que optes por cajoneras o archivadores como los de homeoffice.es que sean fáciles de cerrar y de formas que encajen fácilmente en en el entorno para que no molesten ni suponga un obstáculo en la habitación.

Una vez bien organizada tu oficina, sólo te queda disfrutar de tu trabajo y esperar la recompensa.

Cajonera de homeoffice.es
El cajón es perfecto para guardar todo el material de papelería y el archivador inferior te permitirá tener todos los documentos ordenados.

 

Share

¿Cómo mantener tu despacho limpio y ordenado?

Escritorio desordenadoTodos hemos entrado alguna vez en uno de esos despachos donde apenas se puede encontrar nada porque hay montañas de papeles amontonados a un lado y a otro de la mesa. Poco a poco, van acumulándose objetos inútiles en la mesa de trabajo hasta el punto de que podemos afirmar que está desordenada. Bolígrafos, papeles, cables, carpetas, un vaso, el mando de la televisión, el billete del metro, algún que otro ticket que has comprado… ¿Consecuencia? Que al final resulta imposible encontrar nada.

Si quieres mantener tu escritorio limpio y ordenado, es necesario seguir algunas buenas prácticas para evitar que lo que no necesitas acabe por expulsarte del escritorio. Como además las mesas de oficina son el espejo del alma, tenerla correctamente dispuesta te ayudará a tener la cabeza más enfocada en el trabajo. Vamos a comentarte algunas cosas que puedes hacer para conseguir esto.

Mantener la mesa del despacho ordenada

Hay varias razones por las que una mesa de oficina puede tener un aspecto descuidado:

  • Exceso de papeles y carpetas, trabajo del día a día que se va acumulando. Esto le pasa mucho a los estudiantes, profesores y gente que trabaja con material de oficina.

  • Exceso de material informático: ordenador, impresora, escáner, router, cámara web, altavoces, pantalla… todo concentrado en un pequeño espacio, con los cables sin recoger, poniendo en peligro también la seguridad de los aparatos.

  • Una mala praxis en cuanto a las comidas. No es un secreto para nadie que hay personas que comen frente al ordenador, con lo que se acaba acumulando más basura de lo normal. Esto es lo que se diría una situación de urgencia.

Si queremos evitar que estas cosas sucedan, debemos practicar algunas buenas costumbres que nos ayudarán a tener un escritorio mejor ordenado. Por ejemplo:

  1. No imprimas todo. Hay cosas que las puedes leer en el ordenador. Además de ayudar a cuidar el medio ambiente, evitarás que haya un exceso de papel en tu despacho.

  2. Clasifica por carpetas y no dejes papeles sueltos. Las carpetas de diferentes colores te ayudarán a clasificar mentalmente los diferentes trabajos. Ningún papel, por pequeño que sea, debería estar fuerta de su sitio. Si quieres tener un cajón de sastre, limítate a comprar una bandeja y tratar de que los trabajos no se acumulen en ella.

  3. Dedica la mesa al trabajo. La mesa de oficina es para trabajar, la estantería para guardar carpetas. Si los colocas en una cajonera o una estantería, no te ocuparán espacio extra.

  4. Recoge los cables y amplía el espacio. Cuando tengas demasiados dispositivos informáticos en un corto espacio, lo mejor suele ser escoger una mesa de más tamaño, por ejemplo, una rinconera. Por otra parte, si recoges los cables con una pequeña goma evitarás que la tecnología ocupe el espacio destinado a otras cosas.

  5. Separa espacio de comida y de trabajo. Además de que la suciedad y los restos de comida (migas, patatas, etc.) puede afectar al buen funcionamiento de un ordenador, es inapropiado para el buen desempeño del trabajo. Haz breves descansos y come lejos de tu mesa de oficina.

¿Sigues algunos de estos consejos para mantener ordenada tu mesa de trabajo? ¿Qué más recomiendas?

Share