Ideas de decoración, para oficinas en casa

Con la entrada del nuevo año muchos nos proponemos cambiar muchas cosas.

Algunos cambiarán de hábitos, otros de peinado y otros creen que es el momento perfecto para redecorar la casa.

Si eres de los últimos y además tienes tu propia oficina, sigue leyendo, porque vamos a darte algunas ideas de decoración, para oficinas en casa

La mayor preocupación de muchos,  es como hacer que la oficina que tienes en casa no diste mucho del resto de la decoración, armonizar los espacios sin romper el encanto del hogar.

Silla homeoffice.es
Silla de homeoffice.es

Cada día es más fácil, cada vez las tendencias de decoración están prestando más atención a las necesidades de muchos que ya practican el homeoffice.

Las aparatosas mesas de dirección están dando paso a formas más limpias, y ligeras, que se adaptan mucho mejor a los espacios reducidos.

Los materiales han cambiado y ahora la madera maciza no es la única opción, los materiales ligeros como el cristal, o las aleaciones metálicas están ganándose su espacio en las nuevas y modernas oficinas.

office 1
Silla de dirección de homeoffice.es

Los laterales de las mesas que antes solían ser paneles de madera, ahora no interesan, para reducir la saturación del espacio se apuesta por patas cilíndricas de aleaciones metálicas o patas simulando delgados caballetes que visualmente aligeran el peso de la habitación.

En cuanto a sillas se refiere,  se está siguiendo la misma línea que con las mesas. Todo se aligera.

Los colores neutros se alzan como los favoritos en las tendencias de decoración, sillas blancas con detalles metalizados son todo un reclamo, e incluso se apuesta por las transparencias.

office 2
Silla de homeoffice.es

En lo opuesto encontramos sillas negras combinadas en muchos casos con mesas blancas en espacios muy luminosos , o apostando fuerte por el estilo industrial con mesas en color madera o a veces incluso en metal.

office5

Como se suele decir para gusto los colores, pero lo que es innegable es que lo más importante como para casi la mayoría de las cosas en la vida, lo importante son los detalles.

Uno de los detalles más importantes es la iluminación, si necesitas de una lámpara no te conformes con cualquiera, busca una que combine con el estilo que hayas escogido para tu oficina, intenta que combine con la mesa, la silla o incluso con el color de la pared. Esto hará que la visión de tu nueva oficina gane en armonía y sea un espacio agradable en el que trabajar, algo fundamental para la productividad.

office 3

Los detalles son los que darán el toque personal e incomparable a tu oficina por lo que te recomendamos que aunque sea un espacio de trabajo, lo personalices con alguna que otra foto que te guste, ya sea colgada en el corcho de la pared o en un pequeño portaretrato en la mesa.

 

 

Share

El trabajo de oficina también conlleva riesgos para la salud.

El trabajo de oficina también conlleva riesgos para la salud.

Siempre se ha tendido a pensar que los trabajos que se desarrollaban sentado no conllevaban ningún tipo de riesgo para la salud.

Por el contrario se tiende a pensar y en gran medida así es,  que aquellos que desarrollan una actividad en la que se requiere más movilidad física, esta se resiente su a causa de los esfuerzos o incluso por las inclemencias climatológicas. Sin embargo estudio tras estudio se está comprobando como el trabajo en oficinas, también puede acarrear algún que otro perjuicio para la salud del trabajador.

Los que trabajan durante muchas horas sentados se enfrentan a la pesadilla de los trastornos músculo-esqueléticos. Hasta un 15% de los trabajadores sedentarios tienen riegos de sufrir estas dolencias.

Las lesiones ósteomusculares de años anteriores, según el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo), rondan el 77%.

Fatiga muscular.

La fatiga muscular es uno de los primeros síntomas que los que trabajan durante muchas horas sentados comienzan a experimentar. Esta fatiga muscular se manifiesta con:

  • Contractura muscular
  • Hormigueos
  • Cansancio o Astemia
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Tendinitis del dedo pulgar. o codo de tenista
  • Epicondiditis  o codo de tenista
Ejemplo de estiramiento para relajar la zona del antebrazo.
Ejemplo de estiramiento para relajar la zona del antebrazo.

Durante el trabajo estático se recomienda facilitar el movimiento del trabajador con holgura. Para ello es aconsejable un entorno de trabajo limpio, ordenado y con un mobiliario adecuado.

 

Necesario para trabajar cómoda y saludablemente:

  • Una silla regulable
  • Mesa con espacio por debajo para acomodar las piernas
  • Cantos y bordes seguros, evitando los picos o bordes afilados.
Silla regulable y ergonómica de homeoffice.es
Silla regulable y ergonómica de homeoffice.es.

 

 

 

 

 

 

Los cambios voluntarios en la postura son fundamentales.  Son incluso más importantes para los trabajadores que trabajan mucho tiempo en una mesa de oficina que para los trabajadores que necesitan de su fuerza física o movimiento para desarrollar su labor.

Otra de la cosas a lo que no se le suele dar mucha importancia es al descanso de los antebrazos. A veces de teclear, podemos notar pequeñas molestias por lo que es conveniente estirar antes de seguir cargando aún más esa zona.

Así mismo las muñecas son otra parte clave. Intenta no inmovilizarlas, adopta una posición neutra.

Este descanso es determinante de la postura del resto del cuerpo, aunque nos parezca algo tan insignificante, sin embargo puede reportarnos un gratificante  y merecido descanso.

Share

Comenzamos un nuevo año

Comenzamos un nuevo año.

Seguro que te has propuesto hacer todas esas cosas que el 2014 no te dejó hacer, pero seamos realistas, como siempre decimos en Homeoffice, tenemos que organizarnos.

Ya en entradas anteriores hemos hablado sobre lo importante que es la planificación para que puedas lograr tus objetivos y un comienzo de año es una oportunidad inmejorable para empezar a organizar tus deberes o deseos desde cero.

Lo mejor para tener todo bajo control, siempre, en la medida de lo posible, es coger un calendario y anotar los días de fiesta que en los que no se trabaja.

Calendario laboral español de 2015 (Europapress)
Calendario laboral español de 2015 (Europapress)

Anota también días señalados que no son festivos en tu ciudad, pero que sí pueden serlo en otra y por tanto retrasar los envíos, el correo etc…

Otra de las cosas que deberías anotar son citas importantes que tengas y que te vayan a hacer perder tiempo, o simplemente aquellas que no te permitirán avanzar, aquellas como cumpleaños, aniversarios, reuniones con los profesores de tus hijos, o citas médicas, que tengas ya concertadas.

Una vez escrito esto en tu calendario verás claramente los días que podrás dedicar plenamente a trabajar y los días que podrás planificar alguna que otra salida de fin de semana, puente, o simplemente disfrutar de un descanso, porque recordemos que no todo es trabajar y para una buena productividad el descanso es fundamental.

 

 

Share

Estas fiestas son una locura.

Estas fiestas son una locura.

Se amontonan las cosas que tienes que hacer y todo va a contrarreloj.

El trabajo, las responsabilidades de casa y encima las compras navideñas.

Las prisas y los mogollones de gente en las tiendas, la locura de encontrar mil precios diferentes del mismo producto, el no encontrar lo que buscabas o enfrentarte al temible “agotado” de aquello que iba a ser tu regalo estrella, ese regalo que te solucionaba prácticamente las fiestas, con el que te asegurabas quedar como un rey, ante el afortunado, es en algunos casos una pesadilla.

Estas situaciones  suelen estresarte y aumentar tu nivel de ansiedad.   Además todo a tu alrededor parece girar en torno  a las fiestas, los regalos, y el reunirte con tus seres queridos.

mogollonPues bien, desde homeoffice, como siempre queremos decirte que el agobiarte no sirve para nada.

Como en todo,  la planificación de lo que tienes que hacer, lo que debes y lo que quieres, podrá ayudarte no sólo a que consigas realizar todos los objetivos, si no que además podrás conseguir mejores resultados.

Esta planificación puede ayudarte más aún en el caso de tener hijos.

Navidad e hijos

Si las navidades son una locura, para los que son padres lo son aún más si cabe.

Los pequeños esperan estas fechas ilusionados, con ganas de que llegue el gran día para recibir sus regalos.

Pero la ilusión de los hijos es a menudo, el agobio de los padres.

Los pequeños desde su desconocimiento y su inocencia, insisten en sus deseos, quieren una cosa o muchas cosas, y además quieren exactamente ese modelo, en ese color y de esas características. Algo, que luego quizás por motivos que van desde lo económico a lo ideológico, pasando por la disponibilidad del producto, no siempre van a recibir.

Cuando esto pasa, el seis de enero, que se supone que debe ser uno de los más bonitos y mágicos del año, se convierte en un cuento de horror para muchos padres.

“No me han traído…”, “Yo no quería esto”, “Esto no vale”, “No me gusta”, “Yo quería x y me han traído Z”. Son muchas de las cosas que algunos padres escuchan cuando sus pequeños abren sus regalos.

En general, según una encuesta realizada por Eroski Consumers, el 74% de los padres ceden ante los caprichos de sus hijos de cara a las compras de regalos navideños.

Pues bien esta cifra tan alta debería dejar paso a una nueva forma de educar al pequeño de cara  a la madurez personal.

foto niño grito regalo

 

Lo primero que muchos psicólogos infantiles recomiendan hacer es:

Pactar con el pequeño que va a pedir, para que este tenga una idea de lo que podría recibir

No ceder en sus pataletas. Si el pequeño llora y llora  y para que no moleste le damos lo que demanda, seguirá con esa táctica una y otra vez. Por el contrario, si se le da al pequeño una sorpresa que no se espere conseguiremos reavivar su ilusión.

Share

Cuando menos te lo esperes, los tienes en casa.

Cuando menos te lo esperes los tienes en casa.

El 19 ya está aquí y tu pequeños saldrán del cole gritando, con una sonrisa más grande que sus caritas celebrando las vacaciones de navidad.

Te gusta estar con tus hijos, por supuesto que sí, pero las vacaciones te suponen un quebradero de cabeza. ¿Ahora a quién se los dejamos mientras trabajamos?, ¿Cómo nos vamos a organizar?,  Si los tengo en casa no me puedo concentrar en el trabajo, no voy a poder atender sus demandas de jugar con ellos, y tampoco quiero dejarlos todo el día sentados frente al televisor.

Estos son sólo algunos de los pensamientos que muchos padres tienen cuando se van aproximando estas fechas, y estamos de acuerdo, es una auténtica locura en determinados casos conciliar la vida laboral, y los hijos, más aún cuando los pequeños tienen vacaciones y nosotros no.

trabajando con papa

Pero no hay que agobiarse ni estresarse, es difícil no hacerlo, por supuesto, pero si lo pensamos fríamente no conseguimos nada haciéndolo.

Lo mejor que se puede hacer es:

  1. Planificar una rutina. Todo con planificación sale mejor. Si controlas los horarios podrás llevarlo todo sin problemas. Levántate temprano y aprovecha el tiempo mientras ellos aún duermen.
  2. Organiza tu trabajo en casa. En función del trabajo que tengas, plantea que objetivos cumplir por día y prevé imprevistos o tiempos perdidos en las horas de trabajo habitual.
  3. Si no quieres dejar a tus hijos todo el rato frente al televisor o al ordenador, proponles actividades creativas. Juegos como hacer puzles, pueden divertirles, distraerles y fomentan su capacidad creativa. Otras opciones son dibujar o hacer recortables, actividades baratas, educativas y con riegos cero o casi cero de que los peques se te descontrolen en casa.
  4. Aprovecha tu tiempo de trabajo para que ellos realicen los deberes escolares.

Consejos de una pedagoga para crear un ambiente de trabajo con tus hijos 

Si para la realización de estas actividades los sientas cerca de ti dónde puedan  verte y tú a ellos, crearéis un clima de trabajo y tranquilidad en el que ambos os veréis motivados en la tarea que vais a realizar.

En Homeoffice hemos hablado con la pedagoga Pilar Arellano, que nos decía que:

«No hay que olvidar que el comportamiento de los pequeños se basa en comportamientospor imitación, por lo que si el niño ve, que su padre está trabajando en casa, en su mesa, en su propio espacio de trabajo, el querrá uno igual, si le das su mesa y su silla, el niño creará su propio espacio de trabajo, igual que su padre o madre, y pensará si lo hacen ellos yo también.”

pupitre infantil en rojo de  homeoffice.es
pupitre infantil en rojo de homeoffice.es

 

 

 

 

 

 

 

 

La motivación y la creatividad es crucial para que los pequeños adopten una actitud positiva frente al trabajo o al estudio.

“Si motivamos al niño y le indicamos que es momento de trabajar, este responderá positivamente,  es tan simple como decirle, papá o mamá ahora va a trabajar y tú también y esta es tu mesa de trabajo, esto ayuda a que el pequeño tenga mayor predisposición a la hora de sentarse, ya sea a hacer los deberes o a pintar. Si además la actividad que se le encomienda a realizar en el pupitre, es una tarea creativa, como dibujar, esto hará que se motiven aún más”

Otra cosa importante que destaca esta pedagoga es:

 “hay que dejarle claro al pequeño para que es su espacio de trabajo, en ese espacio de estudio o de trabajo, no es recomendable que se realicen otras actividades como jugar a videojuegos, o ver películas. Hay que delimitar los espacios y unos son para jugar y otros son para trabajar, estudiar, o concentrarse”. “Si la mesa y la silla en la que se trabaja es móvil podemos cambiar de habitación, del salón al dormitorio, o incluso al comedor, pero a pesar de cambiar de zona de la casa el niño identificará que esa mesa y esa silla son para trabajar”.

Por último y no menos importante Arellano señala.

“La rutina es crucial para los niños. Ellos están acostumbrados a tener una rutina, en el colegio tienen una rutina. Si le planteas al pequeño, papá va a trabajar y tú también, como si estuvieses en el colegio. Evidentemente, no pretenderemos que el pequeño haga una jornada escolar en casa, pero esa hora u hora y media sí que podemos ganarla”.

¡Con estos consejos de Pilar, esperamos que disfrutéis del trabajar en casa¡

Share

No todo es ir a trabajar

No todo es ir a trabajar, lo importante es hacerlo. No importa que estés en casa.

Las nuevas tecnologías de la información han abierto una veda. El trabajar sin salir de casa.

En este blog ya hemos abordado alguna de las ventajas y desventajas que puede tener trabajar desde casa, tener tu oficina en un rinconcito de tu hogar es una idea que se antoja muchas veces irresistible. Presenta la oportunidad de librarte de las frías mañanas de invierno de los incómodos desplazamientos y  de lo que algunos llevan aún peor que los desplazamientos, el aguantar al típico compañero plasta a horas intempestivas de la mañana, a horas en las que desde luego lo que menos te apetece es aguantar chorradas o historias del fin de semana.

Todo esto fuera si trabajas desde casa. Quita el frío de la calle por la mañana, quita los engorrosos desplazamientos que te quitan casi 15 minutos de sueño, y quita al plasta de turno.

Te quedas con lo importante tu trabajo. Ya dimos algunos consejos para que trabajar desde casa te resultara productivo, como, «no te levantes tarde para poder aprovechar la mañana», «evitas distracciones innecesarias», «haz pequeñas pausas», entre otros.

Pues bien, en el post de hoy, queremos avisarte., la navidad si trabajas desde casa, puede ser tu peor enemigo. ¿Por qué? Porque seguramente el estrés navideño y el trastorno que sufre el calendario laboral en estas fechas puede dejarte K.O.

Estas fiestas son un auténtico arma de doble filo. Por una parte querrás hacer todo el trabajo lo antes posible, con el pensamiento en, “vamos a terminar esto y lo otro para quedarnos libres estas dos semanas”, pues bien por ti si lo consigues, ahora, piensa a costa de qué y a qué precio.

Si te precipitas puedes incurrir en fallos que luego te pueden pasar factura, y además puede acarrearte un estado de estrés y de ansiedad nada saludable, por lo que desde aquí te recomendamos que uses la cabeza y seas coherente con la carga de trabajo que tienes y con el tiempo que dispones para realizarla.

Por otra parte estará el que piense “bah, poco a poco la haré, total entre el 26 y el 31 hay tiempo, pues bien, hay tiempo sí, pero seguramente estarás ocupado en otras cuestiones típicas de las fechas tales como las compras, las reuniones familiares o el cuidado de los peques, que están de vacaciones, por lo que al final, el tiempo que creías que tenías se ha pasado sin que hayas tachado tareas de tu agenda.

Conjunto mesa sinfonía de homeoffice.es
Conjunto mesa sinfonía de homeoffice.es

Por tanto, consejos, para ambas posturas.

  1. El indiscutible: Hazte un calendario. Anota en él fechas de entregas, plazos de vencimiento, llamadas importantes etc…Esto te ayudará a ver con tus propios ojos el tiempo del que dispones y aunque parece una tontería, psicológicamente te predispondrá a trabajar menos estresado y a tener una mejor concepción de tu tiempo disponible.
  2. Prioriza: Si hay algo que es para hoy y algo que es para esta tarde, comienza por lo de esta tarde. Puede parecer una obviedad, pero ¿Cuántas veces decimos, bueno empiezo con esto que es para mañana que es menos aburrido y luego sigo con lo de esta tarde que total es una tontería y me lleva dos minutos? Seguro que muchas, y todos sabemos que al final, la mayoría de las veces, no son dos minutos sino que nos lleva a más de un disgusto y pérdida de tiempo.
  3. Imponte tus horarios: Si de 9 a 2 te impones que es para trabajar, intenta que se cumpla, al menos la mayoría de los días. Si sabes que el 25, el 1 y el 6 van a ser días completamente vacíos de trabajo, intenta que los que sí sean laborables te cundan. No por trabajar desde casa tienes por que se excesivamente flexible con tus horarios, y ojo que decimos que seas flexible que no descuidado.

Con estas tres pautas esperamos que la locura de las fiestas no altere tu trabajo ni tu salud, así que ya sabes, trabaja, disfruta y pon de tu parte para pasar y hacer que pasen a tu alrededor una buena navidad.

Share

Montar su oficina en casa a un precio inmejorable

El pasado viernes vivimos el conocido como Black Friday. Costumbre norteamericana que ha traspasado el charco para dejarse caer en nuestro país hace ahora tres años.

A pesar de que la situación económica del país no es lo que se dice ideal, o para muchos mejor dicho es insostenible, la verdad es que este año los que se han sumado al carro y han ofrecido precios suculentos han recogido frutos, algunos han ganado hasta un 140% más en comparación a 2013, otras han registrado en ventas 5 millones de euros en un solo día.

Estos datos aportan un soplo de esperanza a la recuperación económica de la población que parece que poco a poco va levantando cabeza después de demasiado tiempo nadando en el pozo de la supervivencia, porque muchos ya no vivían si no que  sobrevivían a duras penas, al vapuleo económico del país.

Este Black Friday o  «viernes negro» da la posibilidad de hacerse con productos a precios difícilmente mejorables, y da el pistoletazo de salida a las primeras compras navideñas, ahorrando al consumidor un pico bastante considerable.

Nosotros desde homeoffice no nos apuntamos al Black –Friday del 28 de noviembre, como hemos dicho al principio, esto del Black Friday viene de Norteamérica, donde todos los años el cuarto viernes de noviembre, coincidiendo con la resaca del día de acción de gracias, una de las festividades más importantes del país, los comercios bajan sus precios y animan al consumidor a adquirir todo lo que a una tarifa normal no compraría, o no podrían  permitirse, o en muchas ocasiones simplemente les da la posibilidad de ahorrar, que oye, como se suele decir,  a nadie le amarga un dulce, ni le desagradan las ventajas.

mesa para oficina en casa: 'Solea'
mesa para oficina en casa: ‘Solea’

No obstante en homeoffice no queremos privar al consumidor de descuentos y oportunidades, por eso hemos tomado ejemplo del Black Friday estadounidense y le queremos dar nuestro toque personal.

Desde homeoffice, queremos que nuestros clientes tengan la oportunidad de adquirir todos los productos necesarios para montar su oficina en casa a un precio inmejorable, por eso el viernes 5 de diciembre será el particular y original “Puente H” de homeoffice.

Coincidiendo con el puente de la Inmaculada Concepción, puente que para muchos supone el pistoletazo de salida para el inicio de sus compras navideñas, queremos ofrecerles los descuentos que nuestros cliente o futuros clientes seguro que se merecen.

Nuestro “Puente H”, comenzará el viernes día 5, y los interesados podrán disfrutar de sus ofertas hasta el domingo 7.

Podrás seguir todas las ofertas que homeoffice ofrecerá desde su página web, homeoffice.es, así como en sus redes sociales, facebook, twitter y Google+.

Entra y aprovecha la oportunidad de amueblar tu oficina por muy poco.

Share

¿Cómo mantener tu despacho limpio y ordenado?

Escritorio desordenadoTodos hemos entrado alguna vez en uno de esos despachos donde apenas se puede encontrar nada porque hay montañas de papeles amontonados a un lado y a otro de la mesa. Poco a poco, van acumulándose objetos inútiles en la mesa de trabajo hasta el punto de que podemos afirmar que está desordenada. Bolígrafos, papeles, cables, carpetas, un vaso, el mando de la televisión, el billete del metro, algún que otro ticket que has comprado… ¿Consecuencia? Que al final resulta imposible encontrar nada.

Si quieres mantener tu escritorio limpio y ordenado, es necesario seguir algunas buenas prácticas para evitar que lo que no necesitas acabe por expulsarte del escritorio. Como además las mesas de oficina son el espejo del alma, tenerla correctamente dispuesta te ayudará a tener la cabeza más enfocada en el trabajo. Vamos a comentarte algunas cosas que puedes hacer para conseguir esto.

Mantener la mesa del despacho ordenada

Hay varias razones por las que una mesa de oficina puede tener un aspecto descuidado:

  • Exceso de papeles y carpetas, trabajo del día a día que se va acumulando. Esto le pasa mucho a los estudiantes, profesores y gente que trabaja con material de oficina.

  • Exceso de material informático: ordenador, impresora, escáner, router, cámara web, altavoces, pantalla… todo concentrado en un pequeño espacio, con los cables sin recoger, poniendo en peligro también la seguridad de los aparatos.

  • Una mala praxis en cuanto a las comidas. No es un secreto para nadie que hay personas que comen frente al ordenador, con lo que se acaba acumulando más basura de lo normal. Esto es lo que se diría una situación de urgencia.

Si queremos evitar que estas cosas sucedan, debemos practicar algunas buenas costumbres que nos ayudarán a tener un escritorio mejor ordenado. Por ejemplo:

  1. No imprimas todo. Hay cosas que las puedes leer en el ordenador. Además de ayudar a cuidar el medio ambiente, evitarás que haya un exceso de papel en tu despacho.

  2. Clasifica por carpetas y no dejes papeles sueltos. Las carpetas de diferentes colores te ayudarán a clasificar mentalmente los diferentes trabajos. Ningún papel, por pequeño que sea, debería estar fuerta de su sitio. Si quieres tener un cajón de sastre, limítate a comprar una bandeja y tratar de que los trabajos no se acumulen en ella.

  3. Dedica la mesa al trabajo. La mesa de oficina es para trabajar, la estantería para guardar carpetas. Si los colocas en una cajonera o una estantería, no te ocuparán espacio extra.

  4. Recoge los cables y amplía el espacio. Cuando tengas demasiados dispositivos informáticos en un corto espacio, lo mejor suele ser escoger una mesa de más tamaño, por ejemplo, una rinconera. Por otra parte, si recoges los cables con una pequeña goma evitarás que la tecnología ocupe el espacio destinado a otras cosas.

  5. Separa espacio de comida y de trabajo. Además de que la suciedad y los restos de comida (migas, patatas, etc.) puede afectar al buen funcionamiento de un ordenador, es inapropiado para el buen desempeño del trabajo. Haz breves descansos y come lejos de tu mesa de oficina.

¿Sigues algunos de estos consejos para mantener ordenada tu mesa de trabajo? ¿Qué más recomiendas?

Share

Riesgos ergonómicos del trabajo de oficina que deberías evitar

Trabajar en una oficina puede tener riesgos para la salud si no actuamos de forma adecuada. Si nuestro trabajo es cómodo y óptimo, decimos que el mobiliario que estamos usando (mesa, silla, etc.) y nuestra posición es ergonómica. La ergonomía es la materia que estudia la adaptación del entorno, las máquinas y el lugar de trabajo a las características físicas, cognitivas y psicológicas del individuo para que lo pueda desarrollar de forma óptima.

En esta imagen (foto de Sergi Mateo) tenemos un ejemplo de lo que sería un puesto de trabajo en condiciones ergonómicas.

Ergonomia

Por tanto, hay que entender que no todos los riesgos dependen solamente de nuestra pose, ni de los muebles, ni de las máquinas que usamos, sino de todo en conjunto. Conseguir encontrar el equilibrio entre las tres áreas (persona, máquina y entorno) es el reto debemos enfrentar. Los problemas más comunes que pueden derivarse de no prestar atención a la ergonomía son los siguientes:

Problemas de espalda y cabeza

Este es uno de los problemas más comunes cuando trabajamos en un mal entorno de trabajo. En muchas ocasiones, trabajamos durante 8 o más horas en una silla, pero nuestra espalda no se encuentra en la posición correcta, como esta foto de Sergio Lerma.

Posición ergonómica

Puede que sea porque el respaldo es pequeño o es demasiado alto, porque el asiento es duro o porque la mesa o el tamaño de la pantalla del ordenador no nos permiten encontrar la posición correcta, que es mantener la espalda en ángulo recto, levemente inclinada hacia atrás, sin que nos cuelguen las piernas.

Problemas en los músculos y articulaciones

La tecnología es nuestro aliado, pero también nuestro enemigo. Un problema muy común entre quienes trabajan con un ordenador, pero en general, quienes hacen trabajo de oficina, es tener las articulaciones y los músculos muy dañados.

Esto se produce por la adopción de malas posturas de las manos al escribir en el teclado. Las manos no deben estar hacia abajo (signo de que la mesa es muy alta, o debería haber una cajonera), ni tampoco hacia arriba, ya que en todo caso nos obligará a forzar la muñeca, en lugar de tenerla relajada.

Cuanto más incómodo sea nuestro lugar de trabajo (piernas encajonadas en la mesa, espacio poco acondicionado, poca libertad de movimientos, etc.) más probabilidades hay de que pasar muchas horas trabajando produzcan una fatiga excepcional.

Problemas de vista

La distancia que hay entre la pantalla del ordenador y tus ojos es importante. Si lo haces muy cerca, probablemente tienes ya un problema de vista cansada o alguna miopía, lo que acaba resultando aún más perjudicial si no llevas gafas. También si tienes que ver el ordenador desde muy lejos, lo que acaba redundando en que no puedas encontrar una posición cómoda.

Esto se debe en muchas ocasiones a que nuestra mesa de oficina no es lo suficiente alta, con lo que acabamos acostumbrándonos a una mala postura, que resulta perjudicial para nuestro cuerpo, como vemos en esta foto de Paperblog.

Posición ergonómica

Riesgos psicológicos

No todos los problemas ergonómicos derivados del trabajo en una oficina tienen que ver con nuestro aparato locomotor y nuestros sentidos. También están los factores psicológicos. Un exceso de carga de trabajo puede ser motivado por un escritorio lleno de papeles hasta arriba en el que no hay espacio para colocar nada. Un ordenador extremadamente lento puede provocar estrés e imposibilidad de tomar decisiones rápidas. Un entorno muy gris, sin luz y poco agradable puede provocar depresión.

Lo importante es aderezar el lugar de trabajo de manera conveniente para que no sea un lugar incómodo, sino un espacio donde se disfrute del trabajo. Hacer pequeños descansos, tener una mesa y una silla cómoda de los tamaños adecuados, alegrar el ambiente con un poco de música y mantener el lugar de trabajo bien ordenado son algunas de las claves que os ayudarán a prevenir estos problemas ergonómicos.

¿Qué tipo de dificultades o molestias sueles tener en la oficina cuando estás trabajando? ¿Crees que estás teniendo alguno de estos problemas en tu escritorio? Cuéntanoslo en los comentarios, y si puedes, mándanos una foto de tu oficina en casa a nuestro Facebook o a nuestro Twitter (@Shop_Homeoffice) y te daremos nuestra opinión.

muebles de oficina modernos

Share

Cómo organizar nuestro espacio de trabajo en casa cuando tienes un espacio pequeño

Espacio pequeñoCuando queremos organizar nuestro espacio de trabajo en casa, siempre nos encontramos con el mismo problema. Hace falta disponer de un espacio lo suficiente amplio para separar nuestra vida personal y laboral y tener un lugar destinado para cada cosa. Ya vivas en un chalet, un piso grande compartido, un estudio pequeño o una buhardilla, esto es esencial para contribuir a un buen rendimiento en el trabajo.

Pensando en este problema, hoy nos gustaría ayudarte con algunos consejos para que organices y decores bien un espacio pequeño de unos pocos metros cuadrados donde vas a desarrollar tu trabajo diariamente y pasarás unas 8 horas al día. Empecemos por el principio.

Analiza de qué espacio dispones

Puede que tengas una habitación dedicada a despacho, o bien trabajes en tu mismo dormitorio. Si puedes conseguir lo primero, mucho mejor, ya que te ayudará a distinguir el tiempo del trabajo del de descanso sin mezclar ambas estancias. Si no tenemos despacho, pero sí un salón grande, una buena opción será colocar allí los muebles de oficina.

Si no puede ser porque no tienes una habitación libre para despacho, ni tampoco un salón grande, intenta que el escritorio de trabajo esté siempre lo más separado de la cama posible, por ejemplo, a través de un biombo, una mampara o cualquier tipo de mueble que sirva de separación.

Escoge muebles de pequeñas dimensiones

En un espacio pequeño no hay lugar para grandes escritorios y gigantescas estanterías. Deberás apostar por mesas de oficina de pequeñas dimensiones, funcionales, prácticas, donde puedas trabajar cómodamente y con ergonomía, pero sin restar espacio a otras cosas importantes del hogar.

Una opción son los escritorios con estantería incorporada, ya que resulta muy cómodo para que no tengas que moverte para consultar los libros o una carpeta que te haga falta. De esta forma se ahorra espacio y se dispone dos de los elementos esenciales de la oficina en casa en un mismo mueble: el escritorio y la estantería.

Cuida y aprovecha al máximo tu espacio

Algo muy típico en algunos espacios de oficina en el hogar es que no nos acostumbramos a mantener ordenado el lugar de trabajo. Se acumulan papeles, se van dejando carpetas, vamos creando montañas de libros… Aprovecha que las nuevas tecnologías te permiten trabajar online para evitar el excesivo uso de papel y de esta manera ocuparás menos espacio y también contribuirás a cuidar el medio ambiente.

Con todo, si necesitas más, hay pequeños muebles como las cajoneras o los pequeños estantes que te permitirán aprovechar mejor el espacio.

Un último consejo: coloca tu espacio de oficina en un lugar luminoso, preferiblemente junto a una ventana, pero en una posición en la que tampoco te dé el sol excesivamente, ni se pueda sobrecalentar tu ordenador. De este modo podrás aprovechar la luz solar durante el día y ahorrar un poco en la factura eléctrica.

¿Qué otras ideas nos das para organizar una oficina en un pequeño espacio? ¿De qué dimensiones es la habitación donde tienes tu escritorio de trabajo?

Share