¿Cómo mantener tu despacho limpio y ordenado?

Escritorio desordenadoTodos hemos entrado alguna vez en uno de esos despachos donde apenas se puede encontrar nada porque hay montañas de papeles amontonados a un lado y a otro de la mesa. Poco a poco, van acumulándose objetos inútiles en la mesa de trabajo hasta el punto de que podemos afirmar que está desordenada. Bolígrafos, papeles, cables, carpetas, un vaso, el mando de la televisión, el billete del metro, algún que otro ticket que has comprado… ¿Consecuencia? Que al final resulta imposible encontrar nada.

Si quieres mantener tu escritorio limpio y ordenado, es necesario seguir algunas buenas prácticas para evitar que lo que no necesitas acabe por expulsarte del escritorio. Como además las mesas de oficina son el espejo del alma, tenerla correctamente dispuesta te ayudará a tener la cabeza más enfocada en el trabajo. Vamos a comentarte algunas cosas que puedes hacer para conseguir esto.

Mantener la mesa del despacho ordenada

Hay varias razones por las que una mesa de oficina puede tener un aspecto descuidado:

  • Exceso de papeles y carpetas, trabajo del día a día que se va acumulando. Esto le pasa mucho a los estudiantes, profesores y gente que trabaja con material de oficina.

  • Exceso de material informático: ordenador, impresora, escáner, router, cámara web, altavoces, pantalla… todo concentrado en un pequeño espacio, con los cables sin recoger, poniendo en peligro también la seguridad de los aparatos.

  • Una mala praxis en cuanto a las comidas. No es un secreto para nadie que hay personas que comen frente al ordenador, con lo que se acaba acumulando más basura de lo normal. Esto es lo que se diría una situación de urgencia.

Si queremos evitar que estas cosas sucedan, debemos practicar algunas buenas costumbres que nos ayudarán a tener un escritorio mejor ordenado. Por ejemplo:

  1. No imprimas todo. Hay cosas que las puedes leer en el ordenador. Además de ayudar a cuidar el medio ambiente, evitarás que haya un exceso de papel en tu despacho.

  2. Clasifica por carpetas y no dejes papeles sueltos. Las carpetas de diferentes colores te ayudarán a clasificar mentalmente los diferentes trabajos. Ningún papel, por pequeño que sea, debería estar fuerta de su sitio. Si quieres tener un cajón de sastre, limítate a comprar una bandeja y tratar de que los trabajos no se acumulen en ella.

  3. Dedica la mesa al trabajo. La mesa de oficina es para trabajar, la estantería para guardar carpetas. Si los colocas en una cajonera o una estantería, no te ocuparán espacio extra.

  4. Recoge los cables y amplía el espacio. Cuando tengas demasiados dispositivos informáticos en un corto espacio, lo mejor suele ser escoger una mesa de más tamaño, por ejemplo, una rinconera. Por otra parte, si recoges los cables con una pequeña goma evitarás que la tecnología ocupe el espacio destinado a otras cosas.

  5. Separa espacio de comida y de trabajo. Además de que la suciedad y los restos de comida (migas, patatas, etc.) puede afectar al buen funcionamiento de un ordenador, es inapropiado para el buen desempeño del trabajo. Haz breves descansos y come lejos de tu mesa de oficina.

¿Sigues algunos de estos consejos para mantener ordenada tu mesa de trabajo? ¿Qué más recomiendas?

Share

Riesgos ergonómicos del trabajo de oficina que deberías evitar

Trabajar en una oficina puede tener riesgos para la salud si no actuamos de forma adecuada. Si nuestro trabajo es cómodo y óptimo, decimos que el mobiliario que estamos usando (mesa, silla, etc.) y nuestra posición es ergonómica. La ergonomía es la materia que estudia la adaptación del entorno, las máquinas y el lugar de trabajo a las características físicas, cognitivas y psicológicas del individuo para que lo pueda desarrollar de forma óptima.

En esta imagen (foto de Sergi Mateo) tenemos un ejemplo de lo que sería un puesto de trabajo en condiciones ergonómicas.

Ergonomia

Por tanto, hay que entender que no todos los riesgos dependen solamente de nuestra pose, ni de los muebles, ni de las máquinas que usamos, sino de todo en conjunto. Conseguir encontrar el equilibrio entre las tres áreas (persona, máquina y entorno) es el reto debemos enfrentar. Los problemas más comunes que pueden derivarse de no prestar atención a la ergonomía son los siguientes:

Problemas de espalda y cabeza

Este es uno de los problemas más comunes cuando trabajamos en un mal entorno de trabajo. En muchas ocasiones, trabajamos durante 8 o más horas en una silla, pero nuestra espalda no se encuentra en la posición correcta, como esta foto de Sergio Lerma.

Posición ergonómica

Puede que sea porque el respaldo es pequeño o es demasiado alto, porque el asiento es duro o porque la mesa o el tamaño de la pantalla del ordenador no nos permiten encontrar la posición correcta, que es mantener la espalda en ángulo recto, levemente inclinada hacia atrás, sin que nos cuelguen las piernas.

Problemas en los músculos y articulaciones

La tecnología es nuestro aliado, pero también nuestro enemigo. Un problema muy común entre quienes trabajan con un ordenador, pero en general, quienes hacen trabajo de oficina, es tener las articulaciones y los músculos muy dañados.

Esto se produce por la adopción de malas posturas de las manos al escribir en el teclado. Las manos no deben estar hacia abajo (signo de que la mesa es muy alta, o debería haber una cajonera), ni tampoco hacia arriba, ya que en todo caso nos obligará a forzar la muñeca, en lugar de tenerla relajada.

Cuanto más incómodo sea nuestro lugar de trabajo (piernas encajonadas en la mesa, espacio poco acondicionado, poca libertad de movimientos, etc.) más probabilidades hay de que pasar muchas horas trabajando produzcan una fatiga excepcional.

Problemas de vista

La distancia que hay entre la pantalla del ordenador y tus ojos es importante. Si lo haces muy cerca, probablemente tienes ya un problema de vista cansada o alguna miopía, lo que acaba resultando aún más perjudicial si no llevas gafas. También si tienes que ver el ordenador desde muy lejos, lo que acaba redundando en que no puedas encontrar una posición cómoda.

Esto se debe en muchas ocasiones a que nuestra mesa de oficina no es lo suficiente alta, con lo que acabamos acostumbrándonos a una mala postura, que resulta perjudicial para nuestro cuerpo, como vemos en esta foto de Paperblog.

Posición ergonómica

Riesgos psicológicos

No todos los problemas ergonómicos derivados del trabajo en una oficina tienen que ver con nuestro aparato locomotor y nuestros sentidos. También están los factores psicológicos. Un exceso de carga de trabajo puede ser motivado por un escritorio lleno de papeles hasta arriba en el que no hay espacio para colocar nada. Un ordenador extremadamente lento puede provocar estrés e imposibilidad de tomar decisiones rápidas. Un entorno muy gris, sin luz y poco agradable puede provocar depresión.

Lo importante es aderezar el lugar de trabajo de manera conveniente para que no sea un lugar incómodo, sino un espacio donde se disfrute del trabajo. Hacer pequeños descansos, tener una mesa y una silla cómoda de los tamaños adecuados, alegrar el ambiente con un poco de música y mantener el lugar de trabajo bien ordenado son algunas de las claves que os ayudarán a prevenir estos problemas ergonómicos.

¿Qué tipo de dificultades o molestias sueles tener en la oficina cuando estás trabajando? ¿Crees que estás teniendo alguno de estos problemas en tu escritorio? Cuéntanoslo en los comentarios, y si puedes, mándanos una foto de tu oficina en casa a nuestro Facebook o a nuestro Twitter (@Shop_Homeoffice) y te daremos nuestra opinión.

muebles de oficina modernos

Share

Cómo organizar nuestro espacio de trabajo en casa cuando tienes un espacio pequeño

Espacio pequeñoCuando queremos organizar nuestro espacio de trabajo en casa, siempre nos encontramos con el mismo problema. Hace falta disponer de un espacio lo suficiente amplio para separar nuestra vida personal y laboral y tener un lugar destinado para cada cosa. Ya vivas en un chalet, un piso grande compartido, un estudio pequeño o una buhardilla, esto es esencial para contribuir a un buen rendimiento en el trabajo.

Pensando en este problema, hoy nos gustaría ayudarte con algunos consejos para que organices y decores bien un espacio pequeño de unos pocos metros cuadrados donde vas a desarrollar tu trabajo diariamente y pasarás unas 8 horas al día. Empecemos por el principio.

Analiza de qué espacio dispones

Puede que tengas una habitación dedicada a despacho, o bien trabajes en tu mismo dormitorio. Si puedes conseguir lo primero, mucho mejor, ya que te ayudará a distinguir el tiempo del trabajo del de descanso sin mezclar ambas estancias. Si no tenemos despacho, pero sí un salón grande, una buena opción será colocar allí los muebles de oficina.

Si no puede ser porque no tienes una habitación libre para despacho, ni tampoco un salón grande, intenta que el escritorio de trabajo esté siempre lo más separado de la cama posible, por ejemplo, a través de un biombo, una mampara o cualquier tipo de mueble que sirva de separación.

Escoge muebles de pequeñas dimensiones

En un espacio pequeño no hay lugar para grandes escritorios y gigantescas estanterías. Deberás apostar por mesas de oficina de pequeñas dimensiones, funcionales, prácticas, donde puedas trabajar cómodamente y con ergonomía, pero sin restar espacio a otras cosas importantes del hogar.

Una opción son los escritorios con estantería incorporada, ya que resulta muy cómodo para que no tengas que moverte para consultar los libros o una carpeta que te haga falta. De esta forma se ahorra espacio y se dispone dos de los elementos esenciales de la oficina en casa en un mismo mueble: el escritorio y la estantería.

Cuida y aprovecha al máximo tu espacio

Algo muy típico en algunos espacios de oficina en el hogar es que no nos acostumbramos a mantener ordenado el lugar de trabajo. Se acumulan papeles, se van dejando carpetas, vamos creando montañas de libros… Aprovecha que las nuevas tecnologías te permiten trabajar online para evitar el excesivo uso de papel y de esta manera ocuparás menos espacio y también contribuirás a cuidar el medio ambiente.

Con todo, si necesitas más, hay pequeños muebles como las cajoneras o los pequeños estantes que te permitirán aprovechar mejor el espacio.

Un último consejo: coloca tu espacio de oficina en un lugar luminoso, preferiblemente junto a una ventana, pero en una posición en la que tampoco te dé el sol excesivamente, ni se pueda sobrecalentar tu ordenador. De este modo podrás aprovechar la luz solar durante el día y ahorrar un poco en la factura eléctrica.

¿Qué otras ideas nos das para organizar una oficina en un pequeño espacio? ¿De qué dimensiones es la habitación donde tienes tu escritorio de trabajo?

Share

Encontrarnos cómodos en nuestra mesa de trabajo.

Mesa de oficina para casa¿Qué tipo de escritorio necesitamos  para encontrarnos cómodos en nuestra mesa de trabajo?Los que trabajamos en casa sabemos lo importante que resulta encontrarnos cómodos en nuestra mesa de trabajo. Vamos a estar sentados durante muchas horas frente a ésta y tenemos que cuidar nuestro cuerpo para evitar malas posturas que dañen nuestra espalda o nos produzcan problemas circulatorios.

Para lograr trabajar de forma saludable necesitamos un escritorio ergonómico y que se ajuste realmente a lo que vayamos a hacer, ya sea trabajar con el ordenador, recibir clientes y/o manejar documentación en papel. En este artículo te damos algunos consejos para que escojas una mesa ergonómica que te permita trabajar tranquilo en tu casa y sin dañar inconscientemente tu salud.

Cómo debe ser un escritorio ergonómico

Lo primero que hay que tener en cuenta es la finalidad que le vamos a destinar, como bien señalan en este documento de prevención riesgos laborales de la Universidad de Jaen. Hay profesionales que pasan la jornada laboral frente a un ordenador, mientras que otros usan el escritorio también para leer documentos o recibir a sus clientes. Según cuál sea nuestro objetivo, necesitaremos un tipo de mesa u otro.

Si la parte esencial de tu trabajo la realizas con un ordenador:

  • Necesitas una mesa alta: es esencial que la altura de la mesa sea lo suficiente alta para que no tengas que agachar la espalda para ver la pantalla. Lo óptimo es que el centro de la pantalla vaya a estar casi a la altura de los ojos y podamos mantener la espalda recta sobre el asiento. Para un ancho de 1200 mm, la altura adecuada estará en torno a los 740 milímetros de alto.

  • Hace falta espacio para las piernas. También es importante que haya suficiente espacio a lo ancho y alto para que podamos mover las piernas y no tenerlas encajadas. La altura debe ser en torno a la mitad del ancho. Las cajoneras y estantes no deben restar espacio necesario para mover las piernas.

Si vas a recibir a tus clientes en el escritorio:

  • Mesas altas y amplias. Necesitaremos un espacio de trabajo y uno de atención al público. Las medidas serán por tanto más amplias que una mesa ergonómica para ordenador, en torno a los 1800 mm. Queremos que las dimensiones de la mesa permitan que los asientos no estén demasiado juntos y que exista una distancia prudencial que deje a los clientes incorporarse hacia la mesa o retirarse sin tener que moverse demasiado.

  • Mesas elegantes, pero también funcionales. Nuestros clientes necesitan ver una mesa de trabajo elegante y atractiva que dé una imagen de profesionalidad y optimismo. Pero al mismo tiempo, siempre vendrá bien que dispongan de una o dos alas para que podamos movernos libremente.

Espero que estos consejos te ayuden a escoger una mesa que se ajuste a tus necesidades. Nos gustaría saber en qué tipo de mesa estás trabajando y si estás satisfecho con ella.

Share

Trabajar desde casa y practicar el homeoffice.

¿Cuál de estas dos personas trabaja desde casa?

trabajar en casa es más comodo
Trabajar desde casa es más cómodo y productivo

Es evidente, ¿verdad?

Está claro que elijas la opción que elijas, cada una tendrá sus ventajas e inconvenientes, pero si tienes la oportunidad de trabajar desde casa y practicar el “homeoffice”, podrás crearte un entorno de trabajo a tu gusto, en el que podrás incorporar mesas, sillas, estanterías, armarios, sillones e incluso divanes que te ayuden a trabajar, leer, meditar, tomar tus decisiones y todo ello a tu gusto, ¡¡como en casa!!

A veces, cuando pasamos horas delante de un ordenador, o simplemente sentados en la oficina, por muy cómoda que sea nuestra silla, necesitamos cambiar de postura, mover el cuerpo y tomar una nueva posición que nos permita seguir rindiendo, concentrados y avanzar en el desarrollo de nuestro trabajo.

Teniendo en cuenta esos aspectos, muchos compañeros nos comentan que los muebles de las oficinas no están diseñados para cubrir esa necesidad y no suelen ser cómodos para el trabajador, más aún si cabe, cuando se realiza una jornada intensiva de trabajo.

Sin embargo, en casa sí que te puedes diseñar tu propio entorno de trabajo. A tu aire, de manera que te sientas bien en el entorno que tú mismo ó tú misma has diseñado para desarrollar tu profesión.

Para ello, puedes contar con www.homeoffice.es, que en su sección “Reláx y reflexión” ha preparado una serie butacas, sillones relax y divanes ideales para que estés trabajando de la mejor manera, “como en casa”…

Butacas, sillones y divanes para la oficina en casa homeoffice
Butacas, sillones y divanes para la oficina en casa homeoffice

Bueno, un saludo a todos, en breve volveremos con otro tema de interés para los valientes  emprendedores “trabajadores en casa”.

Share
www.homeoffice.es

El Homeoffice u oficina en casa

¡Bienvenidos a todos al blog Homeoffice!

Con este primer post le damos la bienvenida a “Blog Homeoffice” el cual nace con la intención de ser un punto de encuentro donde comentar temas de interés para trabajadores, estudiantes y profesionales que utilizan parte de su tiempo en el hogar para trabajar, estudiar y mejorar sus aptitudes profesionales.

El tema central del blog es el trabajo en casa ó teletrabajo, aunque se podrán tratar temas vinculados tales como la productividad, eficiencia, condiciones laborales, nuevas tecnologías, etc…

El homeoffice u oficina en casa es un término que define un nuevo fenómeno que está creciendo en nuestro país y que ya es una realidad consolidada en otros países como EEUU ó Francia.

Las ventajas en términos de eficiencia y calidad de vida hacen que trabajar en casa sea una opción más que recomendable para todo profesional que no requiera su presencia física en el puesto de trabajo.

Teletrabajo
Teletrabajo, con tu oficina en casa podras conciliar vida familiar y laboral

Las condiciones necesarias para la explosión de este fenómeno en nuestro país están ahí: crisis económica y necesidad de reducción de costes, uso cada día más intensivo de las nuevas tecnologías, mejora de la calidad de vida y conciliación de la vida laboral y familiar,… entre otras.

Todo ello hace que la opción del “teletrabajo” sea más que recomendable en la actualidad y que poco a poco se imponga como una opción actual y de futuro para cualquier profesional relacionado con el trabajo en oficina.

Y tu, ¿practicas ya el “homeoffice”?

www.homeoffice.es

Share