El reloj no es tu enemigo

Que cuando trabajas por tu cuenta los horarios los pones tú y que por ello trabajas más relajado es un mito que hay que ir desterrando. 

A menudo los agobios, el estrés y las jugarretas no tienen otra consecuencia que el tiempo.

Como siempre decimos lo fundamental para trabajar en una oficina es organizarse no sólo en el espacio físico de trabajo si no también en el temporal.

Hacerte con un calendario en el que tengas tus días planificados con las tareas por hacer, las fechas de entrega anotadas, las reuniones, así como un margen de tiempo para cubrir imprevistos te ayudará a ser más eficiente y a que te veas en menores a prietos.

Pero no sólo es importante planificar el tiempo en días, semanas o meses, a menudo lo más difícil es planificar las horas de la jornada.

Si trabajas por tu cuenta y nadie te controla, no te confíes, imponte un horario e intenta cumplirlo, uno en el que el resto de tu sector también esté trabajando, eso te ahorrará tiempo de esperas o retrasos innecesarios.

La flexibilidad de horarios es muy beneficiosa y compaginar vida laboral con personal si se hace bien es apostar por el caballo ganador, pero no te lo tomes a la ligera y pon voluntad de reservar cada hora para su cometido.

trabajar homeoffice.es
Image by © moodboard/Corbis

El Reloj  no es tu enemigo 

A menudo el mirar el reloj es un síntoma de impaciencia, de estrés, o de aburrimiento y ansias por acabar.

Esto debe acabarse. El mirar constantemente el reloj sólo hará que la sensación negativa aumente, que tu productividad se reduzca y tu concentración se vea desestabilizada, pero ojo,  esto no quiere decir que el reloj sea tu enemigo al contrario, lo que hay que cambiar es la forma de verlo. No lo veas como un elemento de sometimiento, al revés organiza tus horas por tareas e intenta cumplir los tiempos. De esta manera no sólo te pondrás metas que te ayudarán a motivarte sino que hará que el tiempo pase más rápido de lo que esperas.

No obstante no te obsesiones con la hora. Piensa que el trabajo bien hecho necesita su tiempo y para cada uno el tiempo siempre es relativo, por lo que hay que tener en cuenta también, que en este terreno las comparaciones han de dejarse fuera y no intentar hacer el trabajo más rápido que cualquier otro, al contrario, se trata de que tú mismo te impongas tus tiempo y te organices en tu oficina ya sea  Oficina en Casa u oficina fuera.

Desde Homeoffice, esperamos poderte haber servido de ayuda para Organizar tu tiempo y dejar de pensar que el reloj no es tu enemigo

Déjanos tu comentario, duda o sugerencia al respecto. Estaremos encantados de saber tu opinión. Y si piensas que puede ser Útil para tus amigos, compártelo a través de las Redes Sociales.

 

muebles de oficina en rebajas

Share

Deja un comentario