Empezar a trabajar desde casa

Cómo empezar a trabajar desde casa

Empezar a trabajar desde casa, puede suponernos algo complicado. O en otros casos, tomárnoslo muy a la ligera.

Lo que si es cierto, es que la tendencia es cada vez mayor en los trabajos de hoy en día. Cada vez son más los trabajos que te ofrecen la posibilidad de empezar a trabajar desde casa.

Ya seas comercial online, arquitecto, consultor, o en definitiva, cualquier trabajo que no te someta a priori, a un contacto directo con el cliente, o a tener que mantener un almacén.

Es por ello, que empezar a trabajar desde casa puede parecer algo sencillo en un principio.

Una de las primeras ideas que tenemos, es la de sentarnos en cualquier sitio y a cualquier hora, ya que el trabajo lo tenemos a mano.

Y estos son los dos grandes errores que primero tomamos, el lugar y el horario.

En este post, os vamos a dar algunas ideas de como empezar a trabajar desde casa:

1. El lugar del trabajo
Empezar a trabajar desde casa

Independientemente del trabajo al que te dediques, hay dos cosas que necesitarás aunque parezca obvio: una mesa y una silla.

Y recalcamos lo de «parezca obvio», porque muchas veces nos tomamos a la ligera el sentarnos en cualquier lugar a trabajar. Un sofá, la encimera de la cocina, o cualquier lugar donde podamos sentarnos.

Es por ello, que deberemos encontrar un lugar idóneo para ello.

Una esquina, cerca de la ventana, donde poder colocar nuestra mesa sería lo ideal. Pero sobre todo, que esté bien diferenciado del resto del hogar (una habitación aparte sería idóneo).

2. La gestión del horario

Para las personas más obstinadas, este es un punto muy importante. Ya que por tener el trabajo desde casa, nos creemos que cualquier hora es buena para trabajar. Y no es así.

Debemos tener en la mente, como si estuviéramos en la oficina. Marcarnos unos horarios, ya sea bien por la mañana, por la noche, a primera hora… . Ya es de libre elección.

Lo que si es importante, es marcarse una rutina, en la que siempre sea nuestro horario de trabajo. Esto hará que nuestra concentración sea mayor. Ayudaremos a nuestro cerebro a saber cuales son las horas de trabajo y cuales las de descanso.

3. Evita cualquier tipo de distracción

Intenta no poner tu lugar de trabajo cerca de un televisor, cuarto de los niños, o cualquier zona que pueda distraernos de nuestro trabajo.

Recuerda que se trata de empezar a trabajar desde casa, creándote tu propia oficina.

4. Conectividad ante todo

Las tecnologías hoy en día, están permitiendo, que no tengamos que estar al lado de nuestro compañero para compartir el trabajo.

Es por ello, que debemos asegurarnos de tener una buena conexión a internet, la cual nos permita estar en contacto con todo nuestro equipo o clientes sin problemas.

5. Almacenaje

Aunque estés en casa, recuerda que estas creando tu oficina. Ten a tu disposición alguna zona, separada de la vajilla, donde guardar tus cosas del trabajo.

Así, evitaras que se te puedan perder documentos, o mezclar archivos con los dibujos de tus hijos …

Como puedes ver, empezar a trabajar desde casa no es complicado. Lo que sí, es tener en cuenta ciertos factores para que tu trabajo sea lo más cómodo posible.

Desde Homeoffice, nos gusta siempre dar nuestros consejos a la hora de crear una oficina en casa.

Share

Deja un comentario