¿Cómo decorar tu espacio de trabajo?

Si estás pensando en redecorar  tu oficina o vas a montar tu primer espacio de trabajo hay algunas cosas que deberías tener en cuenta.

Algunos piensan que al decorar un espacio lo único que hay que tener en cuenta son aspectos básicos como el espacio, el presupuesto y tu propio gusto, y su bien todo esto es cierto que hay que tenerlo en cuenta, también hay que tener en cuenta la personalidad que queremos impregnar en ese nuevo espacio, la actividad que vamos a llevar a cabo en ese espacio, las personas que van a estar en él y por supuesto la comodidad y la funcionalidad del mismo.

A menudo podemos ver oficinas que son preciosas pero que son muy incómodas para trabajar o incluso que no reflejan el tipo de actividad que en ellas se desempeña y tal y como hemos referido en anteriores post esto es un gran error de cara a tu profesionalidad y la sensación que ofreces a tus clientes, por tanto recordad esto que os decimos.

¿Cómo decorar tu espacio de trabajo?

Para ello cuidad: 

El uso del espacio: De qué nos sirve abigarrar la habitación con muebles que luego no vamos a usar, de nada, por lo tanto opta por poner los muebles que vayas a usar lo demás sólo resta espacio y seguramente también luminosidad.

homeoffice.es

Se practico: Los muebles que incluyas en tu oficina han de ser cómodos y prácticos, desecha muebles de complicada apertura o de difícil acceso, la función de estos es facilitarte la vida por tanto en los de almacenaje opta por los que aprovechan bien su interior y son amplios para guardar todo lo que necesitas. Elige muebles pequeños y bajos para guardar todo aquello que vayas a necesitar más a menudo y colócalo cerca de ti pero sin obstaculizar el paso o tus movimiento cerca de la mesa de oficina. 

La decoración no debe gustarte sólo a ti, a tus posibles clientes también: Evidentemente tu oficina debe gustarte, sentirte bien hará que trabajes mejor, pero si eres de los que tienes que recibir a clientes, recuerda que la oficina también es para ellos, si se sienten cómodos te los habrás ganado para siempre. Intenta en la medida de lo posible adaptar tu oficina al tipo de oficio que desempeñes en el, transmite la filosofía de tu negocio en la decoración de tu despacho. Por ejemplo si tienes una agencia de publicidad, tus clientes esperaran una oficina colorida muy moderna y creativa, sin embargo si tienes una gestoría tu cliente esperara un despacho más serio con colores neutros y muebles muy funcionales de líneas simples pero elegantes.

Se original: Que cojas como ejemplos espacios ya decorados es muy buena idea para comenzar, para hacerte una idea aproximada de como comenzar, pero no copies exactamente todo. Se más original, puedes mezclar varios estilos, y sobretodo incluye un toque personal, algo que no hayas visto antes pero que creas que puede quedar bien, algún cuadro, una alfombra, una pequeña escultura, en definitiva un toque personal que haga tuya la oficina y que impregne la esencia de la persona que allí trabaja.

off

 

Share

Deja un comentario